¿Eres de las personas que ganas peso casi sin darte cuenta? La genética y el metabolismo están íntimamente vinculados a una mayor o menor propensión a engordar. La realidad, un poco incómoda, es que existen factores de tu cuerpo que son un poco complicados de cambiar, y por tanto tener unos “kilitos” de más es algo que muchas personas no pueden remediar fácilmente.

Sin embargo, hay motivos (científicamente probados) que invitan al optimismo de aquellos que quieren adelgazar. No sólo ganamos peso por tener una “mala genética”, ni tampoco por comer mucho o practicar poco deporte. De hecho, recientes estudios muestran que más que la cantidad de lo que ingerimos influye la calidad (la baja calidad, se entiende).

Por suerte, para el problema de una mala alimentación hay una serie de recursos disponibles para mitigar su efecto, aprender nuevos y mejores hábitos y poder, así, sentirnos más ligeros y saludables.

La psicología tiene mucho que decir en la forma en que nos alimentamos. Psicología y nutrición son disciplinas de estudio que cada vez están más relacionadas.

Existen varios trucos psicológicos que pueden serte muy útiles a la hora de perder peso. La última tendencia en los investigadores que estudian los procesos de transformación corporal es valorar el impacto de la psicología y cómo esta influye en nuestra silueta.

Uno de los teóricos más respetados en este ámbito es Brian Wansink, de la Universidad de Cornell, quien elabora guías nutritivas y de alimentación de EE.UU.

Los consejos de Wansink descubren lo crucial de los hábitos, los sentidos y la psicología en general en la forma de alimentarse. Siguiéndolos es posible crear las dinámicas psicológicas y nutricionales adecuadas para adelgazar y mantener una buena salud.

Estos son los trucos que propone Wansink:

1.- Quita de tu vista aquellos alimentos que no quieras comer: Estimula tu vista con alimentos sanos. Pon a la vista frutas frescas y alimentos sanos mientras que escondes refrescos, comida “chatarra” y dulces.

2.- Habitúate a practicar deporte poco a poco: Además de ayudarte a perder peso, el deporte reporta múltiples beneficios a nivel psíquico.

3.- Líbrate de la ansiedad: Estar ansioso puede llevarte a comer entre horas y/o a comer más de la cuenta… ¿sabes qué es el trastorno por atracón?

4.- Nunca vayas a comprar al supermercado con hambre, ya que serás más proclive a comprar alimentos que te seduzcan y entren por los ojos. Por cierto, tampoco vayas enfadado, también tenderás a comprar de más.

5.- Ponte poca cantidad en el plato: Tendemos a servirnos demasiada cantidad. Se trata de comer lo suficiente pero no hasta el punto de sentirte hinchado… y no acumularás calorías que no necesitas.

6.- Come despacio y sin prisas: Cuando comemos, la señal que envía el estómago al cerebro para indicarle que ya se siente saciado tarda unos 20 minutos en llegar. Dale tiempo a tu organismo y él te dirá cuando es suficiente.

7.- No pongas demasiados ingredientes en el mismo plato: Una regla de oro: sólo pon 2 ingredientes a la vez en el mismo plato (sin contar aceite, sal….) La idea no es que empieces a odiar la comida, pero la sobriedad en la mesa juega a tu favor a la hora de controlar el apetito y adelgazar.

8.- Perder peso ha de ser un proceso lento y constante: Un clásico para ilustrar esto es la “operación bikini”. Las dietas para perder peso han de orientarse de forma que la evolución sea constante y duradera. Tener un cuerpo libre de grasa no es un sprint sino una carrera de fondo.

9.- La importancia de lo espiritual: La meditación, el sentirse bien con uno mismo, la autoestima y el men sana in corpore sano son factores cruciales para conseguir rebajar el exceso de kilos.

10.- Toma conciencia de lo que comes e infórmate: conocer los ingredientes de los alimentos que comemos es clave. La información es poder. Si compras tu propia comida y te fijas en el aporte nutricional de cada alimento, irás tomando conciencia progresivamente de qué es lo que le sienta bien a tu cuerpo.


Suscribete a nuestra newsletter para recibir en tu correo un codigo descuento del 10% para utilizar en tu compra y para que te lleguen los mejores contenidos de Corpovital: aquí

Puedes dejar un comentario, duda o sugerencia utilizando el formulario de mas abajo o a traves de: info@corpovital.es Estaremos encantados de responderte.